Richard J. Douglas, Esquire and Ambassador (ret.) Roger F. Noriega

Puntos Clave Sobre la Persecución Política en Contra de Alejandro Toledo 

Toledo Facts No. 17

17 de mayo de 2019

Declaración del Dr. Alejandro Toledo Manrique sobre la muerte de Ex-President Alan Garcia

"Eliane y yo estamos fuertemente apenados por el fallecimiento del Ex presidente Alan Garcia y del mismo modo por el ingreso del Ex presidente Pedro Pablo Kuczynski a cuidados intensivos. Pensando en el Perú de hoy y del mañana. Sin rencores

Alejandro y Eliane de Toledo."

Toledo Facts No. 16

4 de enero de 2019

Declaración del Dr. Alejandro Toledo Manrique Sobre los Eventos en Perú
 
    Hace exactamente un año, hice sonar la alarma acerca de las amenazas al estado de derecho en Perú planteadas por facciones dirigidas por Keiko Fujimori y Alan García.  Esta semana los eventos en Perú demuestran que tales preocupaciones continúan siendo justificadas.


    En este momento, los peruanos deben de estar reunidos en sus hogares para celebrar el Día de los Reyes Magos.  En cambio, se ven obligados a salir a la calle por amenazas claras al estado de derecho en Perú.  Los peruanos están obligados a defenderse una vez más del mismo inframundo criminal antidemocrático que, el año pasado, llevó de su cargo al presidente peruano elegido democráticamente.


    Incluso con su patrona en una detención opulenta, ese inframundo continúa prosperando, y trabajando para garantizar la impunidad de Keiko Fujimori, Alan García y sus círculos corruptos.  ¿Es que los peruanos no tienen derecho a la paz?  El fujimorismo continúa su marcha destructiva en el Perú.  Ha provocado otra crisis política nacional para proteger a sus líderes, Keiko Fujimori y Alan García, de las consecuencias de su conducta corrupta.


    Para que ningún observador llegue a la conclusión de que el "sistema funciona" en Perú, la manipulación cínica de las instituciones peruanas que hemos presenciado en los últimos días es una táctica clásica fujimorista, que recuerda el período anterior al "autogolpe" de Fujimori en abril de 1992.  Los socios democráticos de Perú no deben permitir que este descarado esfuerzo para replicar el autoritarismo de Alberto Fujimori pase en silencio.


    Durante 25 años, hemos luchado contra el fujimorismo en el Perú.  Con el mismo espíritu nos alineamos con los que lo hacen hoy.  A través del movimiento de los Cuatro Suyos, casi toda la población del Perú arriesgó sus vidas para combatir la corrupción de la familia Fujimori.  Hoy sus cómplices trabajan para difamarnos y vengarse.  Nuestra motivación fue dejar a nuestros hijos y sus hijos un Perú donde reinan la democracia y las instituciones sólidas y honestas.  Pero los políticos corruptos y las organizaciones políticas vinculadas con el pasado se aferran al poder.  Todo ladrón quieren que todos sean de su misma condición!


    Esta semana en Perú, otro capítulo en el Libro Negro del Fujimorismo fue escrito  Antes de que mi presidencia terminara en 2006, la mara fujimorista comenzó su persecución de nuestra familia debido a nuestros esfuerzos por llevar a Alberto Fujimori, miembros del Grupo Colina, y otros a la justicia por crímenes contra inocentes civiles peruanos. Desde entonces, los fujimoristas han manipulado el escándalo de Odebrecht para fortalecer esa persecución.  Pero no estamos desanimados.  Más que nunca, rechazo enfáticamente los ataques contra el estado de derecho en Perú.


    El espectáculo provocado esta semana por el fiscal general Pedro Chavarry es fruto de la corrupción, no de la defensa del estado de derecho.  Las instituciones democráticas peruanas están en peligro.  En solidaridad con todos los peruanos, invito a los gobiernos democráticos de todas partes a condenar las provocaciones fujimoristas que continúan amenazando las preciadas libertades peruanas.
 

Toledo Facts No. 15

9/6/2018

Durante el fin de semana pasado, hubo afirmaciones politizadas en la prensa peruana de que el Ejecutivo peruano y el Ministerio Público han carecido de celo en su esfuerzo por arrastrar encadenado al Dr. Toledo de regreso a Lima desde Estados Unidos, para un juicio politizado.

Las quejas de los jefes fujimoristas y de la cúpula del APRA sobre la falta de progreso en el asunto de Toledo no son nuevas. Se despliegan rutinariamente en la prensa peruana con un único propósito: desviar la atención de los escándalos de corrupción que envuelven a Keiko Fujimori, Alan García, y sus subordinados en la judicatura, la legislatura y el ejecutivo peruano.

 En realidad, durante casi dos años la administración fujimorista en Perú ha difamado injusta y frenéticamente al Dr. Toledo hasta los confines de la tierra, en el camino abusando del tratado de extradición entre los Estados Unidos y el Perú y la Carta de INTERPOL.

Aquí están los problemas verdaderos con el esfuerzo de extradición peruano contra el Dr. Toledo: la llamada "evidencia" en su contra es irremediablemente ensuciada, y los procedimientos en su contra en Perú se han caracterizado por un sesgo flagrante y una falta de ética oficial. Las recientes revelaciones sobre el corrupto sistema judicial peruano solo confirman lo peor.

El esfuerzo contra Toledo en Perú es un esfuerzo vergonzoso y transparente para castigar al Dr. Toledo y su familia por tener la audacia de llevar a Alberto Fujimori ante la justicia, y por hacer frente al régimen fujimorista. Aparentemente, el gobierno de los Estados Unidos comprende que ninguno de estos es un delito extraditable.

El gobierno peruano se ha avergonzado de la solicitud de extradición de Toledo. Al abusar de la Carta de INTERPOL contra el Dr. Toledo, también se ha alineado ese gobierno con el esfuerzo de extradición envenenado de la Federación de Rusia contra el Sr. William Browder, y la persecución del Gobierno turco contra Fetullah Gulen.

El gobierno peruano debería retirar inmediatamente su vergonzosa demanda de extradición para el Dr. Toledo. De lo contrario, Estados Unidos debería rechazarlo firmemente.
 

Toledo Facts No. 14

Declaración y artículo por el equipo de Presidente Toledo en La Republica

26 de Augosto 2018

https://larepublica.pe/politica/1305259-alejandro-toledo-defensa-estados-unidos-explica-fallas-pedido-extradicion 

La defensa del expresidente de la República, Alejandro Toledo, explicó las falencias detectadas en el pedido de extradición enviado a los Estados Unidos por parte de la justicia peruana. Cabe precisar que a inicios de este mes el canciller Néstor Popolizio confirmó que el expediente se encuentra en el Departamento de Justicia de dicho país. 

"Hemos seguido con interés las alarmantes revelaciones de mala conducta judicial en el Perú. Naturalmente, estas pruebas de corrupción judicial sistémicas y de parcialidad política deben ser tenidas en cuenta por los funcionarios de los EE. UU. considerando la solicitud peruana de extradición del Dr. Toledo.", afirma su defensa desde Estados Unidos. 

PUEDES VER Canciller asegura que extradición de Toledo está dentro de plazos previstos

Roger F. Noriega y Richard J. Douglas, abogados del exmandatario, señalaron como una de las principales fallas en el expediente la acusación de "corrupción judicial comprobada". En ese sentido explicaron que esta imputación hacia el expresidente "no se ha identificado en una causa probable" a lo que se suma el "sinnúmero de violaciones del debido proceso en Perú, y un motivo político contundente" en contra de su patrocinado. 

Entre los factores que podrían afectar el proceso para extraditar a Alejandro Toledo estaría la "mala conducta judicial" que será evaluada por la justicia de Estados Unidos. Además que muchos de los funcionarios judiciales involucrados en casos de corrupción "participaron en los procesos" contra el expresidente, según detallan los consejeros de Toledo Manrique. 

Asimismo explicaron que los "indicadores del sesgo judicial" en contra del ex jefe de Estado, o las "limitaciones a la presunción de inocencia" también vulneran el proceso. Como se recuerda, el expresidente Toledo es acusado en el Perú de haber recibido 20 millones de dólares en sobornos por parte de la empresa Odebrecht para la construcción de la carretera Interoceánica. 

Por último, su defensa legal aqueja a que en al menos ocho ocasiones distintas se ha solicitado a la justicia peruana diversos requerimientos para cumplir con el debido proceso. Pedidos que fueron desestimados por las instancias judiciales. Como se recuerda, Alejandro Toledo presentó recursos de hábeas corpus para ser absuelto de la prisión preventiva que se dictó en su contra por el plazo de 18 meses. 

Crisis profunda en Perú: política, narcotráfico y administración de justicia

 

Como asesores privados del Dr. Alejandro Toledo en los Estados Unidos, hemos seguido con interés las alarmantes revelaciones de mala conducta judicial en el Perú.  Naturalmente,  estas pruebas de corrupción judicial sistémicas y de parcialidad política deben ser tenida en cuenta por los funcionarios de los EE. UU. considerando la solicitud peruana de extradición del Dr. Toledo.

En cada caso de extradición, es obligatorio que las autoridades en Washington, D.C. evalúan una cuestión básica:  es correcto pedir a un fiscal asistente de los EE.UU. que presente este caso a un magistrado?  En el caso Toledo, figuran la corrupción judicial comprobada, no se ha identificado una Causa probable, si existe un sinnúmero de violaciones del debido proceso en Perú, y un motivo político contundente.  En total, una triste imagen de burla al tratado de extradición. 

En los Estados Unidos, la mala conducta judicial es rara, pero no desconocida.  En 2009, dos jueces de Pennsylvania fueron acusados ​​de celebrar un acuerdo ilegal con propietarios de un centro de detención privado.  Los jueces condenaron a cinco mil personas al centro de detención, muchas de ellas sin representación legal, a cambio de pagos de US $ 3 millones.  Ambos jueces finalmente fueron encarcelados y cientos de sus adjudicaciones fueron anuladas.

En 1986, un juez federal de EE. UU. presionó a un fiscal de Luisiana para que retirara los cargos de narcotráfico contra el hijo del ex-socio comercial del juez.  Luego, el juez mintió a los investigadores sobre su intrusión en el caso.  El Congreso de los Estados Unidos lo removió de su puesto.  En 1981, otro juez federal fue acusado de aceptar un soborno de $ 150,000 de dos delincuentes de Florida a cambio de una sentencia más leve.  El Congreso también lo removió de su puesto.

En los Estados Unidos, la mala conducta judicial se considera un ataque a los derechos individuales consagrados en la Constitución de los Estados Unidos, y al sistema de justicia penal en sí mismo.  En 1787, los autores de la Constitución de EE. UU. incluyeron solo un requisito para el nombramiento de por vida como juez federal:  buen comportamiento.   Esa norma se aplica hoy con igual fuerza.

Las normas constitucionales de los Estados Unidos son pertinentes en el contexto de la extradición internacional.  Todas las demandas de extradición a los Estados Unidos deben satisfacer un requisito constitucional fundamental:  evidencia de causa probable.  Sin embargo, el tratado de extradición entre Estados Unidos y el Perú va más allá:  la resolución del 2000 del Senado estadounidense aprobando el tratado, redactada por el Senador Joe Biden y el fallecido Senador Jesse Helms, aplicó explícitamente los estándares constitucionales de los EE. UU. al ámbito del nuevo tratado.  Esta disposición refleja directamente la preocupación en el Senado sobre el gobierno de Alberto Fujimori en Perú.

Si no se cumple los estándares de causa probable y del debido proceso de los EE. UU., las autoridades de EE. UU. legalmente no pueden aprobar la demanda de extradición en cuestión.  Lógicamente, la evaluación de la evidencia ofrecida por el estado requirente para satisfacer el requisito de causa probable llevará a las autoridades de los EE. UU. a evaluar otros factores con implicaciones constitucionales de EE. UU.

Obviamente, la mala conducta judicial en el estado requirente será una preocupación para las autoridades de los EE. UU.  Dicha mala conducta podría ser fatal para un esfuerzo de extradición del estado requirente, cuando es evidente que los funcionarios judiciales corruptos y políticamente comprometidos en el estado requirente también participaron en los procesos criminales contra la persona buscada.

Otros factores pueden afectar el punto de vista de las autoridades de los EE. UU., al evaluar las circunstancias de una demanda de extradición en el contexto de las normas constitucionales de EE. UU.

Por ejemplo, se evaluarían los indicadores del sesgo judicial en contra de la persona buscada en el estado requirente, o las limitaciones a la presunción de inocencia.  Las declaraciones extrajudiciales de los funcionarios judiciales sobre la persona buscada, a la prensa o a las ramas políticas del gobierno del estado requirente, serían de interés para los funcionarios de los EE. UU.  Se sopesarían los indicadores de que los funcionarios judiciales han tolerado o incluso alentado los procedimientos selectivos o políticamente motivados contra la persona buscada.

También se evaluaría la actividad judicial en el estado requirente para facilitar u obstaculizar el acceso de la persona buscada a pruebas, testigos o recursos de hábeas corpus. 

Notablemente, la protección del debido proceso del Dr. Toledo fue negada uniformemente en al menos ocho ocasiones distintas por uno de los principales protagonistas judiciales en el escándalo que se desarrolla en Lima.  Las fallas judiciales de esta naturaleza en un estado requirente son señales de advertencia obvias para las autoridades de los EE. UU.

Si una solicitud de extradición cumple o no con las normas constitucionales de los EE. UU. es una cuestión que pueden analizar las autoridades de EE. UU. en varios niveles, comenzando con los Departamentos de Estado y Justicia en Washington, DC.  La cuestión también puede ser analizada por fiscales estadounidenses durante los procedimientos judiciales iniciales o en apelación.  Idealmente, para conservar los recursos escasos del estado, los casos cuestionables no se deben asignar en absoluto a la judicatura.

Cuando un estado requirente envía una demanda de extradición a las autoridades de los EE. UU. que claramente sugiere la participación de juristas corruptos y tendenciosos en el estado requirente, motivación política, o ambos, legalmente la demanda no puede ejecutarse en los Estados Unidos.

Esto puede ser diplomáticamente incómodo para ambos gobiernos en el corto plazo.  Pero la negación de Estados Unidos de una demanda de extradición contaminada por mala conducta judicial puede tener efectos positivos a largo plazo, al alentar al estado requirente a mejorar su desempeño, y proteger los canales diplomáticos internacionales de las demandas de extradición defectuosas.

 

 Roger F. Noriega y Richard J. Douglas son consejeros del Dr. Alejandro Toledo en los Estados Unidos.  Tienen larga experiencia en la diplomacia, la política, y los tribunales de su país.

Toledo Facts No. 13

Declaración de Alejandro Toledo Sobre la Crisis en Venezuela

19 de mayo 2018

Acojo con entusiasmo las contundentes declaraciones realizadas recientemente por altos funcionarios del gobierno de los EE.UU. con respecto a la represión y la crisis humanitaria en Venezuela. Estas declaraciones comprometen a los Estados Unidos y a los Gobiernos de América Latina y del Caribe a proporcionar ayuda humanitaria a venezolanos desesperados y a aplicar sanciones más efectivas contra los funcionarios del régimen de Nicolás Maduro.

El Dr. Luis Almagro, nuestro Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), y los gobiernos de 14 países de América Latina y el Caribe que integran el Grupo de Lima exigieron el cese de la Persecución Política, el Restablecimiento del Orden Democrático y un fin al sufrimiento humano causado por la represión y políticas económicas destructivas y corrupción en Venezuela. Tener altos funcionarios estadounidenses que apoyen esta causa con un liderazgo inequívoco es una contribución indispensable y positiva.

La semana pasada, el vicepresidente Mike Pence, hablando ante el Consejo Permanente de la OEA, prometió ayuda humanitaria y sanciones adicionales contra funcionarios corruptos y violadores de los derechos humanos. Llamó a otros países a seguir este ejemplo, uniendo palabras con acciones concretas.

A principios de este mes, el nuevo Secretario de Estado Mike Pompeo, hablando ante una reunión de diplomáticos estadounidenses, calificó a Maduro como "un dictador" que "paraliza su economía y mata de hambre a su pueblo". La embajadora de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, dijo en una conferencia sobre las Américas en el Departamento de Estado la semana pasada que, "El régimen de Maduro amenaza la paz y la seguridad de toda la región", declarando claramente, "Es hora que Maduro se vaya". El embajador John Bolton, nuevo asesor de seguridad nacional del presidente de los Estados Unidos  le dijo a Voice of América la semana pasada que trabajará para exponer y castigar al "régimen represivo" en Venezuela.

Estas declaraciones son una señal positiva mostrando que los funcionarios en la administración de los Estados Unidos están comprometidos a desempeñar un papel mucho más activo en la defensa de los intereses y valores de los EE. UU. Y de La América Latina Democrática que están en juego hoy en Sudamérica. Las nuevas personas nombradas -incluida la nueva Subsecretaria de Estado para Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley, Kirsten Madision, y la nominada para servir como Subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kim Breier- pueden ejercer una diplomacia más vigorosa y efectiva para defender los intereses de EE. UU. y los valores que están en juego en Sudamérica hoy.

Como presidente de Perú, forjé  fuertes alianzas de beneficio mutuo con Washington y Europa Occidental para Promover un Crecimiento Económico Equitativo y Sostenido, proteger el Estado de Derecho y enfrentar el terrorismo y las drogas ilegales. Aunque algunos en la extrema izquierda ven la influencia de Washington de manera negativa, como un creyente comprometido con la democracia, estoy convencido de que no hay sustituto para la participación de los Estados Unidos y de los países Latinoamericanos Democráticos mientras trabajamos juntos para hacer que las Américas sean más Prósperas, mas Justa y seguras.

Francamente, estoy alarmado de que estos principios fundamentales estén en juego en Perú, con el resurgimiento del Autoritarismo fujimorista, que se escondió detrás del populismo y el nacionalismo para concentrar el poder en las manos de un dictador corrupto y despiadado. Forjando una relación sólida entre La América Latina Democrática con los Estados Unidos, ayudamos a restaurar la Democracia, la prosperidad y la responsabilidad. Espero que los nuevos y vigorosos líderes estadounidenses comprendan que todo lo que hemos logrado juntos está siendo amenazado por una nueva generación de caudillos corruptos e irresponsables que me persiguen como su enemigo político principal y como amigo de los Estados Unidos.

Toledo Facts No. 12

Declaración de Alejandro Toledo, Ph.D.

Presidente de Perú, 2001-2006

12 de abril de 2018

En la víspera de la Cumbre de las Américas en Lima, Perú, el mundo experimento un traumáticoacontecimiento el ver el uso una vez más de gasesvenenosos contra civiles Sirios por parte del régimen criminal de Assad. Hace varios días, después de que surgieron informes sobre el ataque con gasesvenenosos en Douma, el Gobierno de la Federación de Rusia se pronunció rápidamente en defensa de su subordinado Sirio, como lo hizo el año pasado. En las Américas, la influencia de Rusia también se siente fuertemente a través de su régimen subalterno en Venezuela.

 

En estas graves circunstancias, es comprensible y prudente que el Presidente de los Estados Unidos permanezca en Washington, D.C. Por lo tanto, doy una calurosa bienvenida a la presencia del Vicepresidente de los Estados Unidos Michael Pencey su delegación en el Perú.

Los Estados Unidos han demostrado una enorme solidaridad con el Perú en el pasado, y se lo agradece hoy. Durante mi Presidencia, cuando Estados Unidos sufrió los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, recuerdo vívidamente que el Secretario de Estado Colin Powell estaba en Lima. En ese trágico día, ofrecí el decidido apoyo de Perú a los Estados Unidos. Hoy, en el mismo espíritu de solidaridad humana, creo que los líderes democráticos en la Cumbre deberían adoptar una  resolución fuerte que condene el uso de gases venenosos contra los civiles sirios y en el Mundo.

Dichos ataques son violaciones graves del Derecho Internacional. No deberían tolerarse silenciosamente en un mundo unido no solo por los rápidos avances tecnológicos y de la conectividad, sino también por las Convicciones Democráticas y el Compromiso con la Defensa de los Derechos Humanos y el Estado de Derecho.

La influencia tóxica de los regímenes como los de Siria, Rusia y Venezuela debería ser resistida en las Américas. Dondequiera que prevalezca el Estado de Derecho, dichos regímenes deben rendir cuentas por su comportamiento.

Toledo Facts No. 11

 

P:    ¿Es cierto que el presidente del Tribunal Supremo del Perú, Duberli Rodríguez, hizo una vez más comentarios públicos sobre la extradición por motivos políticos de Toledo a pesar de que  el caso sigue bajo revisión judicial activa en Perú? 


R:    Lamentablemente sí.  El 15 de marzo de 2018, informes de prensa indican que el Sr. Rodríguez declaró públicamente el 14 de marzo que Perú quiere "reciprocidad de las autoridades de los Estados Unidos, porque cuando nos llegan sus solicitudes de extradición, sobre todo por narcotráfico, no demoramos más de tres meses.” 


P:    ¿El Sr. Rodríguez ha caracterizado correctamente el estado de la solicitud peruana de     extradición en el caso Toledo?  ¿Hay falta de reciprocidad estadounidense?


R:     No.  En primer lugar, debe tenerse en cuenta que en el caso del Dr. Toledo, la camarilla     fujimorista que tiene el poder en Lima es indiferente a la "reciprocidad" o la búsqueda de     justicia.  Su verdadero objetivo es organizar un gran "show" político-judicial para atacar aun mas a Alejandro Toledo coincidiendo con la Cumbre de las Américas.  En Lima, esperan que el  gobierno de EE. UU. ayude a legitimar esta persecución.  


Los desafortunados comentarios del Sr. Rodgriquez deben entenderse como lo que son:  un acto de desesperación y una amenaza implícita de suspender la cooperación legal internacional de Perú con los Estados Unidos, a menos que Washington se una al perverso esfuerzo para extraditar al Dr. Toledo. Tales amenazas son una táctica común por parte de los estados que, por razones ilegítimas e infundadas, envían solicitudes de extradición defectuosas o no  ejecutables a los estados donde prevalece el estado de derecho.
    

Como hemos visto durante más de un año, los altos cargos fujimoristas en Lima rutinariamente distorsionan los hechos para impulsar los esfuerzos de Perú para devolver al Dr. Toledo a Lima, encadenado, para un juicio político amañado. Pero el verdadero obstáculo para la extradición de Toledo no es la falta de reciprocidad de los EE. UU., si no es la ausencia total de evidencia en su contra, un defecto fatal para cualquier paquete de extradición.  Una apelación por reciprocidad no curará milagrosamente una solicitud de extradición defectuosa.


Las solicitudes de extradición de los Estados Unidos enviadas a Perú y a otros socios de los EE. UU. en general se ejecutan rápidamente por otros motivos.  Éstos son algunos de ellos.
 Las solicitudes de extradición de EE. UU. no abusan de los tratados bilaterales con flagrantes     ataques políticos contra adversarios políticos.  Las solicitudes de EE. UU. se basan en el trabajo     policial legítimo, no en una venganza ilegítima y con motivación política.  Las solicitudes de EE.     UU. están invariablemente bien fundamentadas con una amplia evidencia creíble, o los     funcionarios estadounidenses responsables no permitirán que se envíen a los socios de EE. UU.     Las solicitudes de los EE. UU. nunca implican un sesgo judicial contra un acusado u otra mala     conducta por parte de funcionarios de la rama ejecutiva de los EE. UU.     

Finalmente, las     solicitudes de EE. UU. se originan en un gobierno que valora demasiado el estado de derecho     como para distorsionarlo con fines políticos.
    

Todos los defectos antes mencionados están presentes en los procedimientos peruanos contra el Dr. Toledo.  Por lo tanto, de acuerdo con el texto sencillo del tratado de los EE. UU.-Perú, la solicitud de extradición del Perú ha de rechazarse.


 La anarquía de la élite fujimorista que gobierna el Perú, no la falta de reciprocidad de los EE.  UU., es causa del estado de la extradición de Toledo.  Es más:  el inquietante espectáculo     fujimorista que se ha desarrollado en Lima contra Alejandro Toledo por más de un año     cuestiona la idoneidad de Perú como anfitrión de la próxima Cumbre de las Américas.  También     sugiere que los Estados Unidos deberían reconsiderar urgentemente su     participación, en     cualquier nivel, en la Cumbre de abril.
 

Publicación No. 10

 

P: El 6 de febrero, fiscales peruanos negaron reportes que un juez peruano les había devuelto su solicitud de extradición contra el Dr. Toledo para "correcciones". ¿Por qué?

 

R: Debido a consideraciones políticas, los fiscales están obligados a defender una ficción. Los fiscales no tienen evidencia creíble que vincule al Dr. Toledo con algún delito. En el tema del Dr. Toledo, el problema juridico del Perú no es uno de "correcciones": es una cuestión de venganza política fujimorista contra el Dr. Toledo y de las violaciones del Debido Proceso. Fiscales y jueces son los agentes de esa venganza política. 


P: Los fiscales insisten en que, al preparar un paquete de extradición de Toledo, "cumplieron estrictamente con las normas del Código de Procedimiento Penal".


A: El Código de Perú o Corea del Norte? El gobierno peruano ha violado abiertamente el derecho fundamental del Dr. Toledo al Debido Proceso. Perú ha violado su propio Código Penal y Constitución en su esfuerzo por motivos políticos para encarcelar al Dr. Toledo. El Perú ha abusado hasta la Carta de INTERPOL y el Tratado de Extradición entre los Estados Unidos y el Perú.


P: Los fiscales también afirman haber enviado al juez peruano todos los elementos requeridos por el acuerdo de extradición entre los Estados Unidos y el Perú.


A: Imposible. No ha habido corroboración de ninguna declaración de "testigos". Bajo coacción, un testigo incluso se contradijo sobre la falta de participación del Dr. Toledo con los pagos de Odebrecht. Algunas acusaciones contra el Dr. Toledo están prohibidas por orden judicial o el estatuto de limitaciones. Ninguno está respaldado por Causa Probable o Corroboración.

Incluso en esta fecha tardía, el Dr. Toledo no ha sido formalmente acusado en Perú. Al limitar el asunto a la etapa de investigación, los fiscales pueden obstruir, y han obstruido repetidas veces, el acceso del equipo de defensa de Toledo a las pruebas y testigos.


P: Entonces, ¿por qué los fiscales publicaron un comunicado de prensa el 6 de febrero esencialmente insistiendo en que su solicitud de extradición de Toledo está procediendo bien?


R: Por razones políticas. Como los procedimientos contra el Dr. Toledo en general, las declaraciones del fiscal están motivadas por consideraciones políticas. Existe enorme presión política sobre los jueces y fiscales peruanos para enviar algo a los EE. UU. que incluso remotamente se parece a una solicitud de extradición adecuada para el Dr. Toledo. Sin embargo, las autoridades peruanas saben que los EE. UU. no ejecutarán una solicitud que no cumpla con los requisitos del tratado. Pero esa realidad ineludible no ha detenido el imprudente esfuerzo de los fiscales. Ese esfuerzo está impulsado exclusivamente por consideraciones políticas impuestas por los fujimoristas anti-Toledo que, en realidad, gobiernan el Perú.

P: Perú envió una "solicitud de detención provisional" en 2017 a los EE. UU. para el Dr. Toledo. ¿Por qué Perú está preparando una "solicitud de extradición"?


R: A nuestro juicio, lo más probable es que el Dr. Toledo no haya sido detenido por los EE. UU. en 2017 por dos razones: la falta de pruebas y la naturaleza descaradamente política del proceso peruano en su contra.


Desde principios de 2017, estos defectos se han magnificado por los eventos en el Perú, no curados. Por lo tanto, no esperamos que la "solicitud de extradición" para el Dr. Toledo ahora bajo construcción en Perú induzca al gobierno de los EE. UU. a cambiar su posición.


El Dr. Toledo y su esposa residen tranquilos y legalmente en California. Dado que no tenemos acceso a ningún canal del gobierno de EE. UU. sobre el asunto Toledo, solo podemos especular sobre la perspectiva del gobierno de EE. UU. Pero el hecho de que el Dr. Toledo no está bajo custodia nos dice mucho sobre el verdadero carácter de los frenéticos esfuerzos del gobierno peruano en su contra.
 

Publicación No. 9

 

P:        El 19 de enero de 2018, un tribunal de apelación peruano anuló múltiples órdenes de arresto en el caso Odebrecht debido a la falta de corroboración de acusaciones lanzadas por un juzgado inferior y la fiscalía contra cinco ciudadanos peruanos. ¿Esta decisión del tribunal de apelaciones afecta  los esfuerzos del Perú en contra el Dr. Toledo?

 

R:        Los socava directamente. El tribunal de apelación confirmó que el gobierno peruano se basó sus acusaciones contra los cinco en un "testigo" encarcelado en Brasil, pero las acusaciones nunca se habían corroborado.  Las mismas acusaciones no corroboradas se utilizaron en contra del Dr. Toledo por el mismo juzgado inferior y la misma fiscalía para demandar su arresto provisional y dos alertas rojas de la Interpol.

En 2017, el gobierno peruano -- la fiscalía peruana, aliada con un juzgado inferior -- formuló demandas por el arresto provisional del Dr. Toledo con vistas a la extradición, y dos Alertas Rojas de Interpol de mala fides en su contra.  Jorge Barata, un delincuente condenado y encarcelado en Brasil, se encuentra en la fundación de las órdenes de arresto peruanas que respaldan dichas demandas.

Sin embargo, el 19 de enero de 2018, un tribunal de apelación peruano destruyó esa fundación.  En una investigación paralela de Odebrecht que involucró a cinco empresarios peruanos ("los Empresarios"), la Primera Corte Nacional de Apelaciones ("la Corte de Apelaciones") anuló judicialmente órdenes de arresto contra los Empresarios que también se construyeron sobre la fundación del delincuente Barata (Res. 8, Exp. No. 16-2017-74, adjunto)

 

El Tribunal de Apelaciones observó que las órdenes de detención contra los Empresarios compartían un defecto fundamental:  mientras atribuyeron a Barata la información utilizada para obtener las órdenes de arresto, los fiscales no habían presentado ninguna prueba que lo corroborara ante el juzgado inferior peruano que dicto dichas órdenes.  Por lo tanto, quedan nulificadas.

¿Por qué este caso de apelación es importante para el Dr. Toledo?  Las órdenes de detención nulificadas por la Corte de Apelaciones fueron emitidas contra los Empresarios por el mismo juzgado inferior que emitió órdenes de arresto contra el Dr. Toledo.  Estos órdenes también se basaron en la fundación no corroborada de Barata.

Cuando los fiscales peruanos y el juzgado inferior mandaron al extranjero la demanda de arresto provisional del Dr. Toledo y las solicitudes de la Alerta Roja a INTERPOL, sin duda sabían que no se habían corroborado las alegaciones contra el Dr. Toledo o sus familiares.

No podemos afirmar inequívocamente que los fiscales y el juzgado inferior intencionalmente buscaron el arresto provisional y la Alerta Roja de Interpol contra el Dr. Toledo, utilizando denuncias que, hasta el día de hoy, no están corroboradas.  Sin embargo, es perfectamente razonable inferir esto, dada la decisión de nulidad de la Corte de Apelaciones, y el carácter implacable de la persecución política del gobierno peruano contra el Dr. Toledo.

Durante meses, la defensa del Dr. Toledo ha insistido ante los tribunales peruanos, correctamente, que no ha habido corroboración de las acusaciones contra el Dr. Toledo atribuido a Barata o a cualquier otro "testigo".  El 19 de enero de 2018, el Tribunal de Apelaciones ha confirmado el argumento del equipo Toledo indirectamente.  Sin embargo, todas las peticiones del Dr. Toledo por el debido proceso de la ley ante los juzgados peruanos han sido sumariamente rechazadas por razones predominantemente políticas.

Casi un año después de la demanda de arresto provisorio del gobierno peruano y su primera solicitud a Interpol, los fiscales peruanos aún no han acusado formalmente al Dr. Toledo de ningún delito en el Perú.  El 19 de enero, el Tribunal de Apelaciones reveló indirectamente el porqué:  no hay pruebas que lo corroboren.

 

Publicación No. 8 

 

P: Un documento ha aparecido en una página web peruana que pretende ser una "Transcripción" de un "testimonio" extrajudicial de Josef Maiman contra el Dr. Toledo.

A: La "Transcripción" no es el testimonio de Maiman. Fue escrito por los fiscales peruanos Hamilton Castro y Angela Zuloaga, cuyas firmas aparecen en la parte inferior del documento publicado. Esta "transcripción" plantea más preguntas sobre la credibilidad de los fiscales peruanos que sobre el Dr. Toledo.

Como se explica a continuación, el "Documento de acusación No. 05-2017" tiene dos partes:

 

Parte uno: "Declaración" del 2 de febrero de 2017 (página 1)

Esta sección del documento Castro/Zuloaga no es la declaración de Maiman. Es una invención de la persecución sin respalda. En un documento que el Dr. Toledo nunca ha visto, que pretende conmemorar una reunión del 2 de febrero de 2017, a la que no asistió, los fiscales atribuyen directamente a Toledo una declaración de 2006 que él no hizo. La "declaración" del 2 de febrero de 2017 de la fiscalía simplemente se insertó en el documento No. 05-2017 (que fue preparado más de 9 meses después) sin indicadores de procedencia, lugar, circunstancias, participantes, autenticidad, relevancia o confiabilidad.

Parte dos: "Declaración" del 5 de noviembre de 2017 (páginas 2-4)

Esta sección tampoco es la declaración de Maiman. Fue escrito por los Fiscales Castro y Zuloaga. No se fija ninguna firma de Maiman. Fue preparado en Lima el 9 de noviembre, no simultáneamente con la entrevista de Maiman del 5 de noviembre con los fiscales en Israel. De hecho, nada indica que Maiman tenga conocimiento del Documento No. 05-2017 en absoluto.

 

En el Documento No. 05-2017, Castro/Zuloaga redactó sustancialmente la "declaración" de Maiman. El documento termina citando el párrafo 79 de la supuesta "declaración" de Maiman. Pero el documento incluye solo 21 párrafos de la "declaración." En otras palabras, los fiscales omitieron 58 párrafos de la supuesta "declaración" de Maiman, planteando serias preguntas:

- ¿Los fiscales omitieron partes del testimonio de Maiman que exoneraba al Dr. Toledo?

- ¿Los fiscales omitieron partes del testimonio de Maiman implicando aún más a Maiman?

- ¿Los fiscales omitieron partes del testimonio de Maiman que aún más implica a Keiko Fujimori y Alan García?

Mientras que Maiman puede tener una memoria sobrehumana, en el documento Castro/Zuloaga, parece más probable que los fiscales le dieron a Maiman sus preguntas con las respuestas deseadas. El documento Castro/Zuloaga recita supuestos comentarios de Maiman que solo pueden entenderse como una falta de conocimiento o recuerdo de los eventos, por lo tanto:

- párrafo 39: "No recuerdo fecha exacta, ..."

- Párrafo 43: "No recuerdo exactamente cuándo, ..."  "No estoy al tanto de detalles ... ni con quienes ..."

- párrafo 44: "No cuento con ningún detalle del modo en que se llevó a cabo dicho acuerdo o quiénes fueron los participantes en el."

- párrafo 50: "Era obvio ....."

- párrafo 57: "Imagino que ... .."

- párrafo 70: "Asumo que .... no recuerdo detalles ... Pero el tema de Camargo no había sido coordinado por mi persona".

Sin embargo, el documento No. 05-2017 pretende transmitir la memoria casi sobrehumana de Maiman, con detalles microscópicos, de los números y nombres de las cuentas bancarias, las fechas de transferencia y cantidades en relación con los eventos de hace 13 años. Es claro que los fiscales le dieron información detallada a Maiman durante su entrevista secreta en Israel, simplemente insertaron datos bancarios unilateralmente en su "transcripción" de la supuesta "declaración" Maiman, o ambas cosas.

El documento No. 15-2017 plantea otras preguntas inquietantes sobre la procedencia de los datos bancarios que incluye. Los informes de los medios peruanos en enero 2018 indican que los funcionarios suizos rechazaron las solicitudes judiciales peruanas de datos bancarios porque el experto suizo de Perú aparentemente violó las restricciones suizas a la "puerta giratoria" en el empleo posterior al gobierno. Los datos bancarios incluidos por las autoridades peruanas en el Documento No.  15-2017, por lo tanto, son de origen no revelado y no tienen ningún peso.

Incluso si el documento No. 05-2017 se basó en el testimonio de Maiman, el testimonio de Maiman fue coaccionado. No tiene valor probatorio. En la larga entrevista de Maiman con EFE el 12 de septiembre de 2017, no dejó dudas de que su cooperación con los fiscales peruanos fue coaccionada por una orden judicial peruana para su prisión preventiva, y un Aviso Rojo de INTERPOL contra él solicitado por el Gobierno peruano. En las naciones donde prevalece el estado de derecho, la coacción fiscal anula el valor de la "evidencia" resultante.

El documento No. 05-2017 confirma la ausencia de pruebas probatorias contra el Dr. Toledo. Los fiscales forzaron a Maiman a colaborar con ellos en un entorno no judicial en Israel. En Israel, esos procedimientos fueron contaminados por el secreto y las maniobras extrajudiciales para denegar el acceso al equipo de defensa de Toledo. Los fiscales ahora producen "pruebas" muy redactadas que aparentemente no han sido ratificadas o incluso vistas por Maiman. Las redacciones pesadas del fiscal sugieren un esfuerzo para proteger a personas como Keiko Fujimori y Alan García. El documento No. 05-2017 indica claramente que los fiscales guiaron con cuidado el testimonio de Maiman o simplemente insertaron los datos deseados unilateralmente en su "transcripción" del presunto testimonio de Maiman. Finalmente, parece ser que los fiscales se han basado en datos bancarios que no son confiables debido a la mala conducta de su propio experto suizo.  

Los eventos que rodearon el perdón del ex presidente Alberto Fujimori confirman el dominio político de los amargos rivales políticos del Dr. Toledo sobre el gobierno peruano. El documento visto en la página web peruana es otro indicador más de su esfuerzo motivado políticamente para someter al Dr. Toledo a un vengativo juicio político en Lima.

Publicación No. 7

Declaración del Ex Presidente Alejandro Toledo Sobre La Crisis Política e Institucional en Perú

 

8 de enero de 2018

 

Durante un año, he alertado sobre el trabajo maquiavélico, debajo de la mesa, de la familia Fujimori para debilitar al gobierno peruano, Democráticamente elegido. Eventos recientes en el Perú demuestran convincentemente que mis preocupaciones estaban y están justificadas. El gobierno peruano ha dejado de ser un instrumento que vela por los intereses del pueblo y ha demostrado su verdadera cara: un instrumento fujimorista para la auto-perpetuación, la impunidad y la destrucción de opositores políticos.

 

Hace dieciocho años, a través de la gesta histórica de “La Marcha de los Cuatro Suyos", lideramos la unificación de los partidos democráticos, la sociedad civil, los estudiantes, las poblaciones indígenas y Amazónicas, hombres y mujeres de las cuatro Regiones del Antiguo Imperio Inca—el Perú moderno—para desmantelar la dictadura de Alberto Fujimori. Como Presidente del Perú de 2001 a 2006, iniciamos el fortalecimiento de la Democracia, la Independencias de sus Instituciones, el respeto a los derechos Humanos, restauramos la libertad de prensa y empezamos a reconstruir la sociedad civil. Hicimos que la economía del Perú fuera la más exitosa de América Latina.

 

Hoy, la hija del dictador, Keiko Fujimori, controla el Congreso peruano. Ella usa ese poder para erosionar la democracia del país en lugar de fortalecerla. El Perú está dividido por los ataques fujimoristas contra instituciones debilitadas y frágiles. Lamentablemente, ninguna institución peruana es más débil o más vulnerable a la manipulación política que el sistema de justicia penal.

 

En diciembre la familia Fujimori y sus aliados lanzaron un ataque al presidente democráticamente electo del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, para que indultara a Alberto Fujimori. A cambio, los fujimoristas permitieron con sus votos evitar la vacancia y lograr que el presidente Kuczynski permaneciera en el cargo, aunque se le acusa de irregularidades financieras relacionadas con la empresa brasileña Odebrecht.

 

La misma camarilla fujimorista ya había estado manipulando el sistema judicial peruano durante años para acusarme falsamente, para silenciarme, y para tratar de evadir la responsabilidad de su propia corrupción. No me perdonan haber logrado, con millones de mujeres y hombres democráticos, derrocar la dictadura de Alberto Fijimori, quien violando la Constitución, gobernó por 10 años en la década de los noventa.

 

De hecho, desde que terminó mi presidencia la oposición a los gobiernos democráticamente elegidos, constantemente me ha menospreciado y subestimado nuestros logros. Ese es el precio que pagaré voluntariamente por defender los derechos humanos y trabajar para llevar a Alberto Fujimori ante la justicia.  Nosotros no lo sentenciamos, lo hizo la justicia absolutamente Independientes.

El asunto de Odebrecht le brindó a la familia Fujimori y a sus colaboradores una oportunidad única: consolidar su control político sobre el gobierno peruano, liberar al patriarca de la familia Fujimori y tomar severas represalias contra mí y otras personas a través de instituciones vulnerables.

 

Ahora la presidencia del Perú, la judicatura fragmentada, el fiscal general y algunos medios de comunicación fujimoristas han permitido que estos factores tengan éxito. Usando el escándalo de Odebrecht como arma, los manipuladores fujimoristas de las instituciones peruanas y la opinión pública continúan trabajando fervientemente para destruir mi reputación y encarcelarme sin cargos, SIN UN DEBIDO PROCESO Y SIN EVIDENCIAS CREÍBLES.

 

Un nuevo capítulo en la infame historia del fujimorismo se está escribiendo en el Perú. Continuaremos luchando contra las falsedades que se dicen sobre nosotros y que se originan en Lima. Ante todo, nos mantenemos fuertes. Pero la terrible y dura experiencia para mi familia no se compara con el costo que pagará el pueblo peruano de a pie por este grave ataque y revés en contra la Democracia y su libertades.

DECLARACIÓN DEL EXPRESIDENTE ALEJANDRO TOLEDO

SOBRE LA CRISIS EN PERU

 

21 de diciembre, 2017

 

Los eventos en el Perú durante los últimos siete días deberían ser motivo de profunda preocupación internacional.

Trágicamente, mi ex-Colaborador y colega, el presidente Pedro Pablo Kuczynski, está siendo atacado por una criatura política nacida de las entrañas del aoutotitarismo, con falta de conviccion verdadera por la Democracia, El respeto verdadero a la Constitucion, los derechos humanos y el debido proceso judicial para todos los peruanos.

En cambio, el fujimorismo está de nuevo en marcha en Perú, lo que provocó una crisis política nacional para ocultar el comportamiento corrupto de su líder, Keiko Fujimori. La manipulación cínica de la política y las instituciones peruanas es una táctica clásica de las Fujimoristas, con paralelismos con el período inmediatamente anterior al "autogolpe" de Fujimori de abril de 1992. Este regreso al autoritarismo disfrazado de la década de los noventa los peruanos, el Continente americano y los países Democráticos no se puede permitir. Sus silencios, en este mundo globalizado, en el que compartimos la conectividad, podrían ser juzgados por la historia como cómplices de este regreso al autoritarismo.

Como uno que dirigió el movimiento cívico que ayudó a exponer los abusos inconstitucionales, la corrupción y las violaciones de los derechos humanos del régimen de Fujimori, ahora debo hablar en contra de su reactivación, y en defensa del estado de derecho, las instituciones democráticas y la estabilidad política que son esenciales para el bienestar de todos los peruanos. El crecimiento Sostenido y sustentables es un medio crucial para generar más empleo, mayores ingresos para las personas y más ingresos para para el Estado para invertir en atención médica y educación de calidad para todos los peruanos, comenzando por los más pobres entre los pobres. El autoritarismo impide la inversión, crea inestabilidad social y una pérdida de esperanza para los jóvenes de Perú y las generaciones futuras. Las ambiciones políticas de los fujimoristas por el poder, sin los controles de las instituciones independientes, solo pueden traer aún más corrupción.

Hoy, las instituciones democráticas de Perú están en peligro. Como alguien que ha sido personalmente victimizado por la faccion fujimorista, rechazo los ataques al presidente democráticamente elegido de Perú. Los peruanos y la historia juzgara si nuestros gobiernos, en este caso el del Presidente Kuczynski, conducieron nuestro pais pensando en la generacion de trabajo, la inclusion social y la Independencia de las Instituciones, EN DEMOCRACIA.

Publicación No. 6

 

P: ¿Es cierto que el presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, finalmente se ha pronunciado contra los abusos judiciales y la extralimitación de las autoridades peruanas a cargo de la investigación de Odebrecht en el Perú?

 

R: Sí, pero Kuczynski habló para defender a Keiko Fujimori, no a Alejandro Toledo. De acuerdo con Reuters, el 7 de diciembre, el presidente Kuczynski dijo que las autoridades peruanas habían "ido demasiado lejos" al allanar las oficinas del partido político Keiko Fujimori, y que las autoridades deberían "respetar las reglas del juego". Según Reuters, Kuczynski agregó: "si no se respeta el debido proceso, [Perú] no será respetado internacionalmente".

 

P: A principios de 2017, el juez de Lima, Ricardo Concepción, ordenó la entrada forzosa de policías en la residencia privada del Dr. Toledo en Lima a media noche sin notificar al equipo defensor de Toledo. El Juez Concepción declaró en el expediente durante el proceso de febrero contra el Dr. Toledo que la presunción de inocencia "no es absoluta" en lo que concierne al Dr. Toledo. Desde entonces, las autoridades peruanas han llevado a cabo una campaña internacional de difamación y acoso en contra del Dr. Toledo. ¿Cuántas veces ha dicho el presidente Kuczynski, en el caso Toledo, que las autoridades peruanas han "ido demasiado lejos", deben "respetar las reglas del juego" y también deben "respetar el debido proceso"?

 

Nunca. El presidente Kuczynski ha guardado silencio sobre la cascada de ataques judiciales y procesales de motivación política contra el Dr. Toledo. Peor aún, a pesar de que no hay evidencia creíble de maldad, y casi con certeza ante la insistencia de Keiko Fujimori, el presidente Kuczynski presionó dos veces personalmente al presidente estadounidense Donald Trump para que extraditara al Dr. Toledo a Perú.

 

P: ¿Por qué el presidente Kuczynski defendió a Keiko Fujimori, pero guardó silencio sobre el Dr. Toledo?

 

R: Solo el presidente Kuczynski sabe la respuesta a esta pregunta. Sin embargo, es razonable preguntarse si el fracaso de Kuczynski en apoyar a Keiko Fujimori, quien controla una mayoría absoluta en el Congreso peruano, resultaría en la destitución de Kuczynski de la presidencia. Del mismo modo, la falta de actividad en su persecución de Alejandro Toledo (quien llevó al padre de Keiko ante la justicia por violaciones masivas a los derechos humanos y corrupción) podría llevar al mismo resultado.

 

 

P: ¿Keiko Fujimori está bajo sospecha por alguna razón?

 

R: En dos entrevistas separadas con autoridades brasileñas y peruanas, el director general de Odebrecht, Marcelo Odebrecht, declaró que la empresa Odebrecht realizó pagos ilegales a Keiko Fujimori y al ex presidente peruano Alan García. Sin embargo, las autoridades peruanas no han tomado medidas serias contra ninguna de estas poderosas figuras peruanas.

 

 

P: ¿El allanamiento a las oficinas del partido de Keiko significa que el gobierno peruano está tomando cartas en el asunto?

 

A: No necesariamente. Algunos observadores ven la redada y la respuesta del 7 de diciembre de Kuczyinski como una coreografía de "Montesinos", pensada para crear una ilusión de imparcialidad para los observadores extranjeros, y para deshacer el daño en capitales extranjeras causado por las autoridades peruanas con su incesante esfuerzo de extradición contra el Dr. Toledo.

 

 

P: ¿Qué representaría una verdadera “persecución” en contra Keiko Fujimori?

 

R: Como mínimo: encarcelamiento preventivo (como Concepción ordenó al Dr. Toledo y al ex presidente peruano Ollanta Humala), sin previo aviso, búsquedas nocturnas forzadas en las residencias privadas de Keiko; confiscaciones de las propiedades inmobiliarias y activos personales de Keiko; una congelación en las cuentas bancarias y las pensiones de Keiko; hostigamiento público conitnuo y mediático contra Keiko por parta funcionarios y medios peruanos; interferencia con la capacidad de Keiko para ganarse la vida; y que el gobierno peruano solicite a INTERPOL una Ficha Roja contra Keiko. Todas estas medidas paralizantes fueron tomadas contra el Dr. Toledo con la complicidad activa y el apoyo del presidente Kuczynski y Keiko Fujimori. Sin estas medidas, no hay un gobierno peruano que "reprima" a Keiko Fujimori.

 

 

P: ¿Marcelo Odebrecht mencionó a Alejandro Toledo durante las dos entrevistas con fiscales brasileños y peruanos?

 

R: No. En ambas entrevistas, el Sr. Odebrecht exculpó al Dr. Toledo al mencionar solo a Keiko Fujimori y Alan García como receptores de sobornos. Sin embargo, las autoridades peruanas continúan con la persecución frenética  en contra del Dr. Toledo.

 

 

P: A la luz de la campaña políticamente motivada, obviamente distorsionada y profundamente inconstitucional en contra el Dr. Toledo, ¿por qué el Perú sería sede de la Cumbre de las Américas del 2018? ¿El tema de la Cumbre no es "Gobernabilidad Democrática contra la Corrupción"?

 

A: Excelente pregunta.

 

 

 

 

Publicación No. 5

 

EL FISCAL PRESIONÓ PARA LA FABRICACIÓN DE LOS 'CO-CONSPIRADORES' DE TOLEDO Y PARA IGNORAR AL DELATOR DE FUJIMORI

 

P: A mediados de noviembre, la prensa peruana reveló que el alto ejecutivo de Odebrecht, encarcelado en Brasil por su papel central en el escándalo de soborno de su compañía, afirmó que su firma ayudó a financiar la campaña presidencial de Keiko Fujimori. ¿Qué ha hecho el sistema judicial peruano para investigar esta denuncia contra Fujimori?

 

R: Las autoridades peruanas no han hecho nada para investigar a Keiko Fujimori después de que Marcelo Odebrecht repitió en un interrogatorio el 19 de noviembre que tenía conocimiento directo de un pago ilícito a la campaña de Fujimori. En lugar de investigar a Fujimori, el 3 de diciembre de 2017, a pedido del fiscal Hamilton Castro, se dictaron órdenes de detención sin cargos contra cinco empresarios sin vínculos con Fujimori. Aparentemente, los ejecutivos serán acusados ​​de corrupción, sin fundamento de hecho o de derecho. Estas órdenes de arresto fueron emitidas por el mismo juez de Lima que dictaminó indebidamente en febrero que la presunción de inocencia "no es absoluta" para el ex presidente peruano Alejandro Toledo.

 

P: ¿Por qué Castro y el juez actuaron contra los cinco nuevos acusados?

 

R: La reiterada acusación de Odebrecht que implicaba a Keiko Fujimori provocó una respuesta furiosa del bloque de su partido en el Congreso, que tomó la ofensiva para desviar la atención del supuesto comportamiento corrupto de Keiko al lanzar acusaciones contra el fiscal, Hamilton Castro, y presentar cargos contra los cinco ejecutivos.

 

La solicitud del fiscal Castro al juez para las órdenes de arresto contra los cinco ejecutivos se produjo pocos días después de que Yeni Vilcatoma, miembro del bloque de Fujimori en el Congreso, denunciara formalmente a Castro en la oficina de supervisión del Ministerio Público por negligencia al perseguir entidades comerciales peruanas presuntamente involucradas con la empresa Odebrecht.

 

Vilcatoma, un fiel aliado de Keiko Fujimori, también ha denunciado al Fiscal Nacional Pablo Sánchez ante el Congreso peruano y ante el Consejo Nacional de la Magistratura por el estancamiento del acoso judicial del gobierno contra el Dr. Toledo.

 

Al ejercer presión sobre los ejecutivos involucrados en el proyecto vial interoceánico, las autoridades esperan llamar la atención sobre el reclamo contra Fujimori y quizás presionar a los ejecutivos detenidos para que respalden las acusaciones infundadas contra Toledo.

 

P: ¿El involucramiento del bloque de Fujimori en el Congreso significa que la petición de Castro y la orden del juez tienen motivaciones políticas?

 

A: Flagrantemente, sí. De hecho, el 25 de noviembre, Castro confirmó el objetivo político de Vilcatoma en la prensa peruana (El Comercio): (Traducido del español)

“[Vilcatoma] hace política, yo no. En esa lógica, estimo que sus argumentos son políticos y no jurídicos. Yo no soy político, soy fiscal y me defenderé con argumentos estrictamente jurídicos”

 

A pesar de la protesta débil y pro forma de Castro, cuatro días después, el 29 de noviembre, este fiscal "apolítico" cedió ante la presión política de Vilcatoma y solicitó órdenes de arresto sin cargos contra los cinco empresarios.

 

Solo los observadores más ingenuos no percibirán que la solicitud de Castro y las órdenes de arresto de la Corte fueron diseñadas para satisfacer el esfuerzo político de Vilcatoma de proteger a Keiko Fujimori a costa de los ciudadanos peruanos con menos poder político, incluido Toledo.

 

Un fiscal genuinamente apolítico habría terminado el proceso politizado contra el Dr. Toledo hace mucho tiempo.

 

Publicación No. 4

 

Por segunda ocasión, el Presidente de Odebrecht omite a Alejandro Toledo de la Lista de "Pagos"

 

P: ¿Marcelo Odebrecht, una figura central en el escándalo que involucra supuestos sobornos a funcionarios latinoamericanos, alguna vez nombró a Alejandro Toledo como una persona que recibió pagos ilícitos?

 

R: No. Los informes de los medios sobre varios interrogatorios de Marcelo Odebrecht no mencionan el nombre de Alejandro Toledo. El último testimonio de Odebrecht al respecto ocurrió a principios de este mes en la cárcel donde se encuentra detenido dicho ejecutivo en Curitiba, Brasil. De acuerdo con un reportaje del 10 de noviembre publicado por el diario peruano El Comercio—en una entrevista con fiscales peruanos y brasileños el 9 de noviembre—Odebrecht nombró a los políticos Keiko Fujimori y Alan García como receptores de pagos, mientras que Alejandro Toledo no fue mencionado. En un interrogatorio con fiscales en mayo de 2017, los medios peruanos indicaron en ese momento que Marcelo Odebrecht nombró a Fujimori y García a los investigadores, pero no nombró a Alejandro Toledo.

 

Numerosas solicitudes del asesor legal de Alejandro Toledo para obtener las transcripciones de estas entrevistas han sido negadas sumariamente. Dada la campaña mediática diaria de los fiscales contra Toledo, si se mencionara su nombre, se pregonaría en los titulares. No está claro qué fue lo que se le preguntó a Odebrecht o lo que él le dijo a investigadores peruanos—quienes han basado su caso casi por completo en el testimonio indirecto de dos fuentes poco confiables.

 

P: ¿Los fiscales peruanos le han dado un trato especial a Keiko Fujimori?

 

R: Sí. El 10 de noviembre, el reportaje de El Comercio reveló que los abogados privados de Keiko Fujimori estuvieron presentes durante la reunión entre los fiscales y Marcelo Odebrecht. Esta revelación es significativa por varias razones:

 

  • Es muy inusual que los abogados privados de un potencial objetivo procesal estén presentes durante el interrogatorio de un testigo involucrado en la acusación. Más aún cuando el interrogatorio ocurre en un país extranjero de conformidad con un tratado de asistencia legal mutua.

 

  • La presencia de los abogados privados de Keiko Fujimori durante el interrogatorio en Curitiba contrasta con las negaciones sumarias del gobierno peruano a las solicitudes del equipo de defensa de Toledo para acceder a Marcelo Odebrecht, a otros supuestos "testigos" contra Toledo, y a las declaraciones tomadas de estas personas.

 

  • De hecho, las autoridades peruanas han negado sumariamente todas las solicitudes de descubrimiento del equipo de defensa de Toledo hasta la fecha, lo que ilustra la naturaleza politizada y anticonstitucional de los procedimientos peruanos contra el ex presidente Toledo.

 

Publicación No. 3

 

P: ¿Ha habido novedades en los tribunales peruanos sobre el asunto del expresidente Toledo?

 

R: Sí. La cacería de brujas politizada en Perú en contra del Dr. Toledo parece haber jugado un papel decisivo en la decisión del 25 de octubre de la Corte Suprema de ese país para relajar drásticamente los requisitos probatorios de lavado de dinero. Esto permite que los fiscales peruanos puedan presentar tales cargos con mayor facilidad. La opinión de la Corte Suprema, parece ser una "misión de rescate", no disimulada, para los fiscales peruanos que no han podido vincular al Dr. Toledo con actividades ilegales en los asuntos de Odebrecht y Ecoteva. Como se señaló en un puñado de fuertes disensiones a la orden de la Corte Suprema, no hubo ningún caso o controversia para obligar a la acción. No hubo diferencias en el planteamiento entre los tribunales inferiores peruanos que requirieron la aclaración de la Corte Suprema. En cambio, aquellos que disintieron insinúan que el único propósito de esta acción de la Corte Suprema fue ayudar a fiscales frustrados en Perú para acusar al Dr. Toledo sin tener pruebas confiables.

 

P: ¿Por qué la máxima corte del Perú se involucraría tan abiertamente en una farsa anti Toledo?

 

R: Ahora sabemos que, en el Perú, incluso la Corte Suprema es susceptible a distorsionar las normas judiciales y procesales en la cacería politizada en contra del Dr. Toledo. De hecho, uno de los antagonistas más vocales del Dr. Toledo en la prensa internacional ha sido el nominalmente imparcial Presidente del Tribunal Supremo peruano, Duberli Rodríguez.

 

P: ¿Los tribunales peruanos han recibido alguna apelación o pedido de hábeas corpus del equipo legal del Dr. Toledo en Perú?

 

R: Ni uno solo. Por razones políticas, los tribunales peruanos han violado flagrantemente e impunemente el derecho al debido proceso constitucionalmente protegido del Dr. Toledo en el Perú. Recientemente, el juez Abel Concha, un magistrado de primera instancia involucrado en el asunto Ecoteva, cuestionó la eficacia de la evidencia del fiscal y sus preparativos para una solicitud provisional de arresto a los Estados Unidos, lo que detonó que el sistema judicial y político peruano se lanzaran contra Concha, y fue formalmente disciplinado.

 

P: ¿Qué nos dice la acción de la Corte Suprema sobre la probabilidad de un juicio justo en Perú para el Dr. Toledo?

 

R: El apoyo incondicional de la Corte Suprema peruana a la cacería politizada del gobierno de ese país en contra del Dr. Toledo borra cualquier duda: un juicio justo e imparcial en el Perú para el Dr. Toledo es una imposibilidad.

 

 

 

Publicación No. 2

 

P: ¿El Dr. Toledo ha podido defenderse en los tribunales peruanos?

 

R: La Constitución del Perú reconoce el derecho de un ciudadano a defenderse en un proceso penal, pero los fiscales, jueces y altos funcionarios peruanos se han coludido por motivos políticos para interferir con este derecho del Dr. Toledo y lo han condenado con pruebas secretas.

 

  • El poder judicial y los fiscales del Perú han negado sumariamente a todas y cada una de las solicitudes del equipo de defensa del Dr. Toledo para obtener pruebas del fiscal y declaraciones de testigos en contra del Dr. Toledo.

 

  • Los tribunales peruanos han negado todas las impugnaciones de la defensa del Dr. Toledo a las órdenes de arresto preventivo motivadas políticamente en su contra. (La Comisión Interamericana de Derechos Humanos considera que el arresto preventivo es un grave problema de derechos humanos).

 

  • El presidente del Tribunal Supremo peruano trabaja abiertamente para influenciar a los tribunales inferiores en contra de Toledo.

 

  • El fiscal general peruano mantiene una campaña global de desacreditación en contra del Dr. Toledo en un esfuerzo por obstaculizar su capacidad para viajar y ganarse la vida.

 

P: ¿Han respaldado testigos confiables las afirmaciones de que Toledo recibió pagos de Odebrecht?

 

R: No. La campaña peruana en contra del Dr. Toledo tiene motivaciones políticas y está liderada por sus adversarios en el bando de Fujimori/García. En consecuencia, ningún testigo del gobierno contra el Dr. Toledo es "confiable".

 

  • En entrevistas con fiscales, Marcelo Odebrecht habría implicado a Keiko Fujimori como receptora de los pagos de Odebrecht, pero no al Dr. Toledo.

 

  • El acusador Jorge Barata, ex funcionario de Odebrecht, dejó de cooperar con los fiscales peruanos cuando las pruebas comenzaron a indicar que Keiko Fujimori estaba aceptando sobornos. De acurdo con reportes, Barata y Keiko tienen el mismo bufete de abogados en Lima.

 

  • Josef Maiman, el último testigo peruano en declarar en contra del Dr. Toledo, negó repetidamente y voluntariamente haber sido intermediario en la recepción de pagos de Odebrecht al Dr. Toledo hasta que los fiscales peruanos lo atacaron con una Ficha Roja de INTERPOL, una orden preventiva de arresto y otras amenazas.

 

P. Las acusaciones de Odebrecht contra el Dr. Toledo no son creíbles. ¿Por qué los fiscales peruanos no pusieron fin a su cruzada política contra él?

 

R. Una investigación de buena fe ya se habría cerrado. El esfuerzo políticamente motivado en Perú en contra del Dr. Toledo, sin embargo, no es un acto de buena fe. Este puede continuar hasta que el gobierno peruano sufra un cambio político significativo. Al no seguir adelante con la solicitud de detención provisional motivada por el Perú en contra del Dr. Toledo, Estados Unidos ha demostrado un respeto digno de encomio por el estado de derecho y un respeto adecuado a los requisitos del tratado de extradición entre los Estados Unidos y el Perú. Las críticas del gobierno peruano a los Estados Unidos por no arrestar al Dr. Toledo y devolverlo al Perú por un juicio amañado y para servir a un espectáculo político son un esfuerzo por alistar a las autoridades estadounidenses en la corrupta cruzada anti Toledo en Perú. Este esfuerzo fallará.

 

Publicación No. 1

 

P: ¿Cuáles son las razones detrás de la persecución judicial politizada del Dr.Toleldo?

 

R: Venganza. Keiko Fujimori y el ex presidente Alan García, dos enemigos políticos del Dr. Toledo, son poderosos mecenas de muchos jueces y fiscales peruanos.

 

Durante la presidencia del Dr. Alejandro Toledo (2001-2006), las autoridades peruanas iniciaron una investigación en contra del ex presidente Alberto Fujimori por graves violaciones a los derechos humanos y corrupción. Estos procedimientos llevaron a la condena y encarcelamiento de Fujimori. Más tarde, el Dr. Toledo ayudó a frustrar dos intentos por llegar al a presidencia por parte de la hija del Sr. Fujimori, Keiko, quien hoy es una poderosa lideresa en el Congreso.

 

El Dr. Toledo ha sido un buen amigo de los Estados Unidos. De hecho, el 11 de septiembre de 2001, el entonces Secretario de Estado Colin Powell estaba en Lima cuando los terroristas de al-Qaeda atacaron los Estados Unidos. El Dr. Toledo fue uno de los primeros líderes mundiales en expresar su apoyo a la campaña mundial contra el terrorismo protagonizada por los EE.UU. El ejército peruano también apoyó las operaciones de los EE.UU. en Iraq. El Dr. Toledo fue un defensor de los acuerdos comerciales entre los EE.UU. y países andinos.

 

P: ¿Alejandro Toledo es un fugitivo de la justicia peruana?

 

R: No. La última partida del ex presidente peruano Alejandro Toledo desde Perú fue perfectamente legal y no estaba sujeta a restricciones. Él ingresó a los EE.UU. legalmente y es un residente legal de los EE.UU. No ha sido formalmente acusado de ningún delito en ningún país.

 

P: Entonces, ¿por qué el gobierno peruano solicitó una Ficha Roja de INTERPOL contra él?

 

R: El gobierno peruano obtuvo un Ficha Roja de INTERPOL contra el Dr. Toledo para destruir su capacidad de ganarse la vida y desacreditarlo. El gobierno peruano hoy está dominado por fuerzas leales al ex presidente Alberto Fujimori, a quien el gobierno del Dr. Toledo llevó ante la justicia por violaciones masivas a los derechos humanos y corrupción. Desde febrero, el gobierno peruano ha desatado una furiosa campaña política internacional para dañar al Dr. Toledo debido a su oposición a Alberto Fujimori, a sus esfuerzos para mantener a la hija de Fujimori, Keiko, fuera de la presidencia, y por su identidad quechua. Los niveles más altos de los gobiernos actuales y anteriores de Perú han participado en la campaña. El ex presidente peruano Alan García, un leal fujimorista y amargo enemigo del Dr. Toledo, recientemente atacó al Dr. Toledo y su esposa, la Dra. Eliane Karp, en las redes sociales. Las autoridades peruanas han intentado interferir con las actividades profesionales del Dr. Toledo en los EE.UU.

 

P: ¿El Dr. Toledo recibió los pagos de Odebrecht a través del intermediario Josef Maiman?

 

R: No.

 

Durante una videoconferencia desde Israel con el Congreso peruano el 22 de noviembre de 2013, Josef Maiman declaró voluntariamente lo siguiente sobre el llamado asunto ECOTEVA: "Voy a ser muy claro y firme: el Dr. Toledo, la Doctora Karp, el Sr. Avi Dan On, nunca, nunca me pidieron que realizara ninguna operación financiera para ellos, ni administré dinero para ellos, sino que me mantuve completamente a distancia, la respuesta es un abrumador no ... Con respecto al lavado de dinero, no es algo que sucedió cuando uno admite, admite, que ese dinero es mío ... los 250 millones que gané de la venta de mis acciones en mi compañía de gas, son sumas muy importantes que gané cuando vendí la refinería ...

 

Durante marzo de 2017, el fiscal en el interrogatorio en Brasil, el presidente global de Odebrecht, Marcelo Odebrecht, nombró a Keiko Fujimori y Alan García, pero no a Alejandro Toledo, como destinatarios de los pagos de Odebrecht. Cuando Marcelo implicó a Alan García y Keiko Fujimori, un segundo acusador del Dr. Toledo, Jorge Barata, suspendió la cooperación con los fiscales peruanos (nota: los medios peruanos informaron que la firma de abogados de Barata en Lima también representa a Keiko Fujimori). Los fiscales luego pasaron a la cuestión de ECOTEVA como el vehículo para atacar al Dr. Toledo.

 

En enero de 2014, el fiscal nacional peruano José Antonio Peláez cerró formalmente una investigación exhaustiva de las finanzas del Dr. Toledo y concluyó que no había "desequilibrio patrimonial" para sugerir una conducta ilegal.

 

P: ¿Entonces por qué Maiman dice ahora que fue un intermediario entre Odebrecht y el Dr. Toledo?

 

R: Solo un puñado de personas sabe lo que ocurrió cuando un fiscal peruano visitó en secreto a Maiman en Israel en agosto. Las autoridades peruanas negaron la solicitud de descubrimiento del Dr. Toledo (a través de sus abogados en Lima) para obtener información sobre la reunión. Sin embargo, en una reveladora entrevista del 12 de septiembre con EFE, un servicio noticioso español, se informó que Maiman declaró que el sistema judicial peruano "abusó de la prisión preventiva" en su contra y le causó a Maiman un "daño irreparable".  Maiman comentó: "El daño que me causan [las autoridades peruanas] es irreparable, también desde un punto de vista personal", y que el perjuicio a la imagen de Maiman causado por el manejo judicial del asunto ECOTEVA afectó el negocio de Maiman. Maiman agregó que su experiencia con los fiscales peruanos fue "posiblemente uno de los episodios más desagradables" de su vida.

 

P: ¿Eso significa que los fiscales peruanos forzaron a Maiman a cambiar su declaración sobre el Dr. Toledo?

 

R: Solo Maiman y los fiscales pueden responder esta pregunta. Pero cuando las autoridades peruanas perdieron efectivamente a Marcelo Odebrecht y Jorge Barata como testigos contra Toledo, claramente atacaron a Maiman. Ordenaron el arresto preventivo de Maiman y obtuvieron una Ficha Roja de INTERPOL en su contra, lo que dejó varado efectivamente a Maiman, un hombre de negocios internacional, en Israel. Al parecer, también amenazaron con enjuiciar y decomisar bienes de Maiman, sus amigos y su familia. ¿Hubo coerción? Los comentarios de Maiman del 12 de septiembre a EFE (arriba) hablan por sí mismos. También lo hacen los hechos: después de que Maiman cambiara sus declaraciones sobre el Dr. Toledo, el gobierno peruano anuló la orden preventiva de arresto y solicitó la cancelación de la Ficha Roja de INTERPOL que se había presentado contra Maiman.